MENTOPLASTÍA

Es una cirugía que busca mediante diversos medios aumentar la proyección del mentón, logrando así una armonía facial, principalmente en el perfil. Se realiza en personas que tengan un mentón pequeño o asimétrico.

Se puede realizar con anestesia local con sedación o con anestesia general, a través de una incisión por dentro de la cavidad oral o por una incisión externa por debajo del mentón, colocando una prótesis de silicona u otro material (grasa del paciente). La duración del procedimiento es de aproximadamente 1 hora.

El procedimiento es ambulatorio por lo que no requiere internamiento. Se coloca un vendaje a nivel del mentón que se retira aproximadamente a los 3 días. En el postquirúrgico se debe mantener una dieta blanda al menos por 5 días, para evitar lastimar la zona; el aseo bucal se puede realizar con normalidad; los pacientes pueden reintegrarse a sus actividades en un lapso de 5 a 7 días aproximadamente, sin embargo no deben exponerse a fuentes de calor ni realizar ejercicio físico hasta 15 días después del procedimiento. El resultado final se alcanza a los 3 meses del procedimiento.