CIRUGÍA ENDOSCÓPICA NASAL

Es una cirugía que se realiza cuando existe inflamación nasal y de los senos paranasales permanente (sinusitis crónica), obstrucciones nasales (por cuerpos extraños, pólipos nasales o tumores), cuando se producen sinusitis agudas de repetición que no responden bien al tratamiento médico, entre otras. El objetivo de esta intervención es restablecer la función normal de los senos paranasales mediante la mínima invasión quirúrgica que sea necesaria.

 

Es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general. Tiene una duración de 1-3 horas según la complejidad del caso. Se accede a la zona afectada a través de las fosas nasales mediante un endoscopio o microscopio óptico que favorece la iluminación y visión, por lo que no deja cicatrices visibles en la cara. En algunos casos es necesario dejar taponamiento nasal, esto dependerá del tipo de problema a tratar.

 

Es un procedimiento ambulatorio por lo que la mayoría de los pacientes se van a casa el mismo día. Requieren de 15 días de reposo relativo. La dieta es normal, sin embargo hay que evitar alimentos calientes por el riesgo de sangrado e irritantes porque producen congestión nasal.